Emergencia dental con absceso, sin seguro: 3 formas de tratar un absceso dental

Un absceso en un diente puede causar dolor intenso y efectos secundarios graves. Sin embargo, un absceso no ocurre de la noche a la mañana. Se necesita tiempo para que se desarrolle un absceso y, si tiene cuidado, puede detener el absceso antes de que ponga en peligro su salud. Si tiene un absceso que está causando mucho dolor y no tiene seguro dental, hay algunas cosas que puede hacer para disminuir el dolor temporalmente, pero en última instancia, necesitará ver a un dentista para curar la infección.

Cómo tratar un absceso dental

¿Cuánto tiempo puede pasar sin tratamiento una infección dental? Idealmente, recibiría tratamiento para la infección de inmediato. Pero si tiene un absceso dental y no tiene seguro dental, hay algunos remedios caseros que puede tratar de eliminar la infección cuando está en las primeras etapas. Sin embargo, si la infección ha progresado hasta el punto en que tiene un dolor intenso o si tiene un mal sabor de boca constante que empeora, debe ir a la sala de emergencias o hacer una cita dental de emergencia. Si no se trata, su infección bacteriana puede invadir otras partes de su cuerpo.

Pero si sabes que tienes caries y no puedes rellenarlas de inmediato o sospechas que tienes una infección dental pero aún está en una etapa temprana, puedes probar algunos de estos remedios caseros para tratar un absceso dental:

1. Enjuagues

Los enjuagues son fáciles de hacer y probablemente ya tenga los ingredientes de enjuague más efectivos en su refrigerador o alacena. Solo asegúrese de que cuando esté mezclando un enjuague use agua tibia, no agua caliente. Si el agua está demasiado caliente, puede irritar los dientes o las encías que ya están adoloridos.

  • enjuague de agua salada: Este enjuague básico es muy calmante para las encías inflamadas y te ayudará a controlar la cantidad de bacterias en tu boca. Mezcle aproximadamente ½ cucharadita de sal en aproximadamente ½ taza de agua tibia y enjuáguese la boca con ella. Puedes hacer esto un par de veces al día.
  • Enjuague de bicarbonato de sodio: Otra opción de enjuague fácil y conveniente es usar bicarbonato de sodio, el mismo bicarbonato de sodio que usa en su refrigerador para absorber los olores. El bicarbonato de sodio puede ser un poco abrasivo, pero es excelente para eliminar la placa y las bacterias de la boca. Mezcle media cucharadita de bicarbonato de sodio en media taza de agua tibia, al igual que el enjuague de agua salada. No use este más de una vez al día porque puede ser un poco duro.
  • Enjuague con agua oxigenada: El peróxido es un antimicrobiano y puede ayudar a tratar cualquier infección existente. Para hacer un enjuague con peróxido, mezcle tres partes de peróxido de hidrógeno con agua tibia y enjuáguese la boca con ella.

2. Tés

Las hierbas tienen algunas propiedades curativas y los tés pueden proporcionar una forma de obtener los beneficios de esas propiedades terapéuticas. Puede comprar tés de hierbas prefabricados o puede prepararlos usted mismo remojando una o cucharaditas de una hierba en agua caliente durante un máximo de 10 minutos y luego colando las hierbas. Los tés más efectivos para usar para controlar la fiebre y las infecciones son:

Te puede interesar:  10 signos comunes de que tienes una infección de la muela del juicio
  • té de fenogreco
  • Té de cúrcuma
  • Té de sello de oro
  • Té de equinácea
  • Té de menta

3. Aceites esenciales

Los aceites esenciales pueden ser un remedio casero eficaz para un absceso dental. Solo asegúrese de que los aceites esenciales que use sean aceites esenciales puros de grado terapéutico y no aceites de fragancia. Deben decir grado terapéutico o aceite esencial puro en las etiquetas. Los aceites esenciales puros no son baratos, por lo que si los aceites solo cuestan unos pocos dólares cada uno, lo más probable es que no sean aceites esenciales de grado terapéutico. Los mejores aceites para usar son:

  • aceite de orégano
  • Aceite de lavanda
  • aceite de arbol de te
  • aceite de menta
  • Aceite de clavo
  • aceite de tomillo

Para usar aceites esenciales, ponga unas gotas del aceite en un bastoncillo de algodón o una bola de algodón y sosténgalo contra el diente adolorido o las encías adoloridas.

Cómo pagar la atención dental de emergencia

Absceso dental de emergencia, sin seguro

- Advertisement -

¿Cuándo una infección dental es una emergencia? La respuesta corta es cuando hay un dolor intenso y agudo, o si puede ver pus saliendo de un diente o de sus encías, debe buscar atención profesional. Si el dolor es tan fuerte que no puede soportarlo, o si el mal sabor en la boca es extremo, o si nota que se está escapando pus de su diente, es posible que necesite atención de emergencia

Si llama para una cita dental de emergencia o va a ver a un dentista en la primera cita disponible y no tiene seguro dental, su visita podría terminar costando bastante. Hay opciones disponibles para ayudar a reducir el costo del tratamiento dental de emergencia, como:

  • Seguro dental: Incluso si tiene cuidado con su higiene dental, puede desarrollar un absceso dental. Tener un seguro dental lo ayudará a protegerse de tener que pagar grandes costos de su bolsillo para recibir tratamiento si tiene una emergencia dental como un absceso dental. Lo último de lo que debe preocuparse si tiene una emergencia dental es el costo del tratamiento. Compare los planes dentales y descubrirá que hay uno que se ajusta a casi cualquier presupuesto. Invertir en un seguro dental es una inversión en su salud.
  • Planes de pago: Pregúntele al gerente financiero de la práctica dental acerca de la financiación si tiene poco dinero en efectivo. Muchas prácticas ofrecen opciones de financiamiento interno que le darán la oportunidad de pagar su tratamiento en cuotas para que sea más fácil de pagar.

¿Qué es un absceso dental?

Los abscesos se forman cuando pequeños agujeros en un diente o en el tejido de la encía cerca de un diente permiten que las bacterias entren en el diente y maten la raíz, o invadan las encías. Debido a las bacterias desenfrenadas en la boca, una infección bacteriana entrará por ese orificio y crecerá, dañando el diente y causando dolor. Un absceso puede ocurrir en o cerca de un diente. Un absceso en el diente cerca de la raíz del diente se llama absceso periapical y un absceso en las encías cerca o entre dos dientes se llama absceso periodontal. Un absceso se puede formar cuando el diente está agrietado o lesionado o cuando no se practica una buena higiene bucal y se produce una caries en un diente que no se trata.

Te puede interesar:  Diente de aleta -Beneficios de prótesis dentales parciales

¿Qué causa un absceso dental?

Técnicamente, la infección causa el absceso, pero es la cavidad o el orificio lo que permite que la infección ingrese al diente o la encía. Las caries son causadas por caries dental o caries dental. La caries dental es el desgaste del esmalte de un diente causado por bacterias en la boca. La caries dental es causada por comer alimentos abrasivos o alimentos que tienen un alto contenido de azúcar y por beber líquidos que contienen ácidos. Si come muchos alimentos dulces o bebe muchos jugos de frutas dulces o refrescos que están compuestos de azúcar y compuestos ácidos, está causando caries dental. También puede contribuir a la caries dental cuando no se cepilla los dientes dos veces al día, no usa hilo dental todos los días o no se realiza limpiezas dentales periódicas que limpien los dientes y las encías.

También es posible desarrollar caries y ni siquiera darse cuenta si ha tenido una lesión en los dientes. Si tuvo un accidente automovilístico, se cayó de la bicicleta o se lastimó los dientes de alguna otra manera, podría tener caries en desarrollo y no darse cuenta hasta que la caries haya llegado al núcleo del diente, exponiendo la raíz y dejando el diente vulnerable a la infección. . Conocer las diversas etapas de la formación de un absceso puede ayudarlo a reconocer cuándo está desarrollando un absceso y buscar tratamiento.

Etapas de un absceso dental

¿Cómo se ve un diente con absceso? Prestar atención a los cambios en la apariencia de sus dientes puede ayudarlo a detectar un absceso antes de que se agrave demasiado. A veces, simplemente no es posible detener la formación de un absceso, especialmente si se debe a una lesión. Pero asegurarse de practicar una buena higiene bucal, incluido el cepillado regular y el uso diario de hilo dental, es un buen comienzo para proteger sus dientes. También debe estar atento a cualquiera de estos signos de la formación de un absceso para evitar una dolorosa emergencia dental.

manchas blancas

Si puede detener la formación de la caries en esta etapa, puede evitar un absceso desagradable por completo, por lo que debe prestar mucha atención a sus dientes cuando se cepille y use hilo dental todos los días. Las bacterias en tu boca se alimentarán de los azúcares en las cosas que comes y bebes y comenzarán a carcomer el esmalte de tus dientes. Si comienza a ver manchas blancas irregulares en los dientes o si sus dientes tienen lo que parecen manchas o rayas calcáreas, no espere para ir al dentista para una limpieza a fondo. También debe prestar más atención a su cepillado y uso de hilo dental para deshacerse de la mayor cantidad posible de bacterias.

deterioro del esmalte

Para cuando la caries dental alcance este punto, debería ver una diferencia notable en la apariencia de sus dientes. La bacteria ahora está dentro del esmalte dental, desmineralizando el diente desde adentro. Sus dientes pueden verse transparentes o tener parches que se ven diferentes a sus otros dientes.

Te puede interesar:  6 remedios caseros para el absceso dental

Deterioro de la dentina

A medida que la bacteria continúa descomponiendo el esmalte del diente, expondrá la dentina que rodea la pulpa del diente. No podrás ver esto, pero comenzarás a sentirlo. Las bacterias comenzarán a infiltrarse y alimentarse de la dentina, lo que puede causar un dolor significativo, aunque no tanto como cuando se expone una raíz. Ninguna cantidad de dolor en los dientes es normal, por lo que si tiene dolor en un diente, debe consultar a un dentista de inmediato si puede. Existen remedios caseros que pueden ayudar con el dolor, pero debes tomarlo en serio y no asumir que es normal. No es.

Infección de la pulpa

Si no se trata la bacteria cuando llega a la dentina, continuará devorando el diente hasta llegar a la pulpa y la raíz del diente. Cuando esta área dentro del diente se infecta gravemente, experimentará un dolor agudo en el diente. Un dentista podrá tomar radiografías en ese momento para ver qué tan profunda es la infección y si son necesarios o no pasos más serios como un tratamiento de conducto.

formación de abscesos

La formación de abscesos ocurre cuando la infección se ha comido todo el diente y ha alcanzado el nervio muy sensible dentro del diente. La infección también puede excavar en la mandíbula en ese punto. Si el absceso se forma en la encía entre los dientes y se adentra en la encía, puede causar enfermedad de las encías e incluso pérdida de hueso dentro de la boca. Cuando la infección llegue a la raíz del diente lo sabrá porque el dolor será insoportable e imposible de ignorar.

Síntomas de un absceso dental

En las primeras etapas, puede ser difícil saber si sus síntomas se deben a un absceso dental o a otra cosa porque muchos de los síntomas que indican que tiene un absceso dental también pueden indicar otros problemas de salud. Los síntomas más comunes de un absceso dental son:

  • Dolor
  • Hinchazón de la mejilla y la cara
  • Encías rojas o de aspecto enfadado
  • Mal sabor de boca constante
  • Fiebre

El síntoma más confiable de un absceso dental es el dolor, porque cuando el diente o las encías están doloridos y sensibles, puede estar seguro de que hay algún tipo de problema con los dientes. Por lo general, experimentará algo de dolor a medida que el absceso atraviesa el esmalte hasta el centro real del diente, por lo que si comienza a sentir dolor en el diente, no lo ignore. No espere hasta que el dolor sea agudo e intenso cuando la infección toque la raíz del diente para tratarla.

Este no es un consejo de cuidado dental y no debe sustituirse por una consulta regular con su dentista. Si tiene alguna inquietud sobre su salud dental, comuníquese con el consultorio de su dentista.

Se proporcionan enlaces a sitios externos para su comodidad en la localización de información y servicios relacionados. Guardian, sus subsidiarias, agentes y empleados renuncian expresamente a cualquier responsabilidad y no mantienen, controlan, recomiendan ni respaldan sitios, organizaciones, productos o servicios de terceros y no hacen ninguna representación en cuanto a la integridad, idoneidad o calidad de los mismos.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *