Encías retraídas: ¿Qué puedes hacer?

Si no sabe qué hacer con la retracción de las encías o tiene curiosidad sobre cómo tratar este problema, obtenga más información sobre los síntomas de esta afección, el diagnóstico de la retracción de las encías y cómo tratarlos.

Cómo identificar la retracción de las encías

La retracción de las encías es una condición que ocurre cuando el borde de las encías se tira hacia atrás, exponiendo más parte del diente y su raíz. Las encías retraídas dejan espacios entre los dientes y las encías, y estos espacios, o bolsas, pueden atrapar bacterias que pueden provocar caries o incluso la pérdida de dientes.¹

Dado que la retracción de las encías puede provocar otros problemas dentales, es importante hacer todo lo posible para prevenirlos.

Causas de la retracción de las encías

Bastantes factores pueden contribuir a la retracción de las encías. Una de las causas más comunes es la enfermedad de las encías, también conocida como enfermedad periodontal. Si experimenta alguno de los síntomas de la enfermedad periodontal², como sangrado, inflamación o encías rojas, visite a un profesional dental lo antes posible para recibir tratamiento.

Algunos factores que pueden causar la retracción de las encías están fuera de su control. Sin embargo, hay algunas cosas que puede hacer para mantener sus encías en la mejor forma posible.

rechinar los dientes

Si te despiertas con dolor de mandíbula o dolor de cabeza, es posible que estés rechinando los dientes por la noche sin darte cuenta. El rechinar de dientes, también llamado bruxismo, puede ser un factor que contribuye a la retracción de las encías, por lo que es importante abordar este problema para reducir la posibilidad de experimentar retracción de las encías.³

Su dentista puede ayudarlo a abordar el rechinar de dientes y proporcionarle un dispositivo como un retenedor para usar mientras duerme.

Dientes mal posicionados

Si ha tenido aparatos ortopédicos en el pasado y actualmente usa un retenedor, asegúrese de usarlo con diligencia para evitar que sus dientes vuelvan a su mala posición anterior.

- Advertisement -

Genética

Según investigadores de la Escuela de Medicina Dental de la Universidad de Pittsburgh, ciertas variaciones genéticas pueden ser la causa de las caries y la periodontitis agresiva. Si está genéticamente predispuesto a la enfermedad de las encías, es posible que deba tomar precauciones adicionales y cuidar más sus dientes.⁴

Rutina de cuidado bucal

Cualquier lesión que afecte sus dientes puede contribuir a la recesión de las encías. Su rutina de cuidado bucal también podría ser culpable de la retracción de las encías. Si se cepilla con demasiada agresividad, puede dañar las encías y el esmalte dental. Por otro lado, no cepillarse los dientes con la frecuencia suficiente, o no usar hilo dental o enjuagar con un enjuague bucal antibacteriano, también puede provocar la retracción de las encías.

Cambios hormonales

La pubertad y la menopausia pueden ser culpables, pero otros cambios hormonales pueden afectar su salud dental. El estrógeno y la progesterona pueden hacer que fluya más sangre a las encías, lo que puede hacer que se hinchen, sangren e inflamen.

consumo de tabaco

El uso de tabaco para mascar o cigarrillos puede hacer que se acumule placa, lo que a su vez daña las encías. Este hábito también hace que sus encías se irriten e inflamen, lo que puede contribuir a que las encías se retraigan si ya las tiene o que ocurran con el tiempo si su condición no mejora.⁵

Si actualmente fuma o mastica tabaco, reducir su hábito o dejarlo por completo mejorará la condición de sus encías.

Cómo evitar que las encías se retraigan

Si bien algunas circunstancias, como la predisposición genética a la enfermedad de las encías, están fuera de su control, puede tomar medidas para prevenir la retracción de las encías con las siguientes acciones:⁶

  • Cepíllate dos veces al día

  • Usar hilo dental regularmente

  • Visite al dentista regularmente y no se salte las citas

Su cuidado dental regular, junto con el asesoramiento de un profesional dental de confianza, puede ayudarlo a prevenir la recesión de las encías y mejorar sus probabilidades de que sus dientes estén sanos en los años venideros.

Cómo arreglar las encías retraídas

Si sospecha que sus encías están retrocediendo, no debe evitar el problema, ya que no desaparecerá mientras más tiempo lo ignore. Haga una cita con su dentista para que pueda evaluar el alcance del daño en sus encías y hacer una recomendación de tratamiento.

Raspado dental y alisado radicular

Si sus encías retraídas no son demasiado severas, una limpieza profunda podría ser la solución que necesita. Su dentista o higienista dental limpiará cuidadosamente toda la placa y el sarro de sus dientes y las raíces dentales expuestas debajo de la encía. También suavizarán la raíz del diente expuesta, lo que dificultará que las bacterias se afiancen.

Este proceso de limpieza profunda, que a veces se denomina descamación dental y alisado radicular, puede tardar más de una sesión en completarse. Debido a que el raspado dental y el alisado radicular pueden causar algunas molestias, es probable que le administren un anestésico. Luego, su dentista puede recetarle antibióticos para eliminar cualquier bacteria persistente.⁷

Cirugía

Si la recesión de las encías es avanzada y parte de la raíz del diente está expuesta, es posible que se necesite un injerto de encía para reparar la encía y evitar una recesión adicional. Durante un injerto de encía, se toma un trozo delgado de tejido de la encía de otro lugar de la boca y se adhiere donde el tejido de la encía ha retrocedido. Una vez que el injerto cicatriza, cubre la raíz del diente expuesta. Los injertos se pueden hacer alrededor de uno o más dientes. Protegen la raíz del diente de la sensibilidad y las caries.⁸

Programar una cita con un dentista

La recesión de las encías es un problema grave, pero su profesional de la salud dental puede ayudar a minimizar el daño y recuperar su sonrisa en plena forma. Encuentre un dentista que pueda brindarle la atención y el tratamiento que necesita para detener la retracción de las encías antes de que causen un daño significativo. Si tiene inquietudes sobre su cobertura de seguro dental actual, es importante que revise su póliza.

Se proporcionan enlaces a sitios externos para su comodidad en la localización de información y servicios relacionados. USA Dentistas, sus subsidiarias, agentes y empleados renuncian expresamente a cualquier responsabilidad y no mantienen, controlan, recomiendan ni respaldan sitios, organizaciones, productos o servicios de terceros y no hacen ninguna representación en cuanto a la integridad, idoneidad o calidad de los mismos.

Presentado por El material discutido está destinado únicamente a fines ilustrativos y/o informativos generales y no debe interpretarse como asesoramiento fiscal, legal, de inversión o médico. Este no es un consejo para el cuidado dental y no debe sustituirse por una consulta regular con su dentista. Si tiene alguna inquietud sobre su salud dental, comuníquese con el consultorio de su dentista.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *