3 formas de reducir la placa en casa durante la cuarentena

“Tienes caries”: la frase que todos temen escuchar durante una limpieza en el dentista.

No importa cuánto lo intentemos, pocos de nosotros somos inmunes a las caries. Según el Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial, alrededor del 92 % de los adultos entre 20 y 64 años tienen caries en los dientes permanentes¹.

Las caries pueden ser incómodas y costosas de tratar, especialmente sin seguro. Pero cuando no se tratan, también pueden provocar otros problemas de salud. La misma bacteria que ataca el esmalte dental y causa caries también puede viajar a través de su cuerpo y causar otros problemas como enfermedades cardiovasculares², infecciones respiratorias³ y dificultar el control de la diabetes⁴.

¿Qué causa las caries?

Las caries se producen cuando las bacterias y los alimentos se acumulan en la boca y generan una sustancia pegajosa conocida como placa. Si no se elimina con frecuencia con el cepillado y el uso de hilo dental, la placa puede endurecerse y volverse mucho más difícil de eliminar (lo que también se conoce como acumulación de sarro). Hay millones de bacterias que viven dentro de la placa, y estas bacterias viven de los alimentos azucarados que comemos y crean ácido. Este ácido luego ataca el esmalte duro de nuestros dientes y, con el tiempo, desgasta el diente, provocando la formación de una caries.

Si la caries no se trata, puede continuar penetrando en las superficies de los dientes. Una vez que la bacteria ha atravesado la superficie dura del esmalte, llega a la capa blanda de dentina. La dentina no es tan dura como el esmalte, lo que facilita que las bacterias se propaguen por todo el diente y hacia la pulpa blanda, que contiene los nervios y el suministro de sangre al diente. Así es como la infección puede propagarse por el resto del cuerpo.

Afortunadamente, hay algunos trucos que puede hacer en casa para mantener su sonrisa saludable y brillante (y para evitar que pague una factura dental más alta). Pruebe estos tres remedios caseros para ayudarlo a reducir la placa y prevenir las caries.

Cómo prevenir las caries

1. Conviértete en un mejor cepillador

El mantenimiento diario es enorme en la prevención de caries. Incluso si se cepilla los dientes dos veces al día, optimizar su rutina de higiene bucal puede ayudarlo a prevenir las caries. Algunos pasos sugeridos son:

  • Use el cepillo de dientes y la pasta de dientes adecuados: Elija un cepillo de dientes de cerdas suaves para evitar rascarse e irritarse las encías. Asegúrate de que sea lo suficientemente pequeño para maniobrar fácilmente alrededor de toda tu boca. Además, asegúrese de usar una pasta de dientes que contenga flúor.

  • Usar hilo dental una vez al día: Use alrededor de 17 pulgadas de hilo dental para pasar entre cada diente. Siga la curva de sus dientes y sea amable.

  • Enjuagar: Asegúrese de hacer buches con enjuague bucal en las grietas de la boca que el cepillo de dientes o el hilo dental no hayan alcanzado.⁵

2. Merienda más inteligente

Ciertos alimentos pueden causar la acumulación de placa más que otros, lo que aumenta el riesgo de caries en los dientes con cada bocado. Los bocadillos que pueden hacer que sus dientes sean más vulnerables a las caries incluyen:

- Advertisement -
  • Alimentos, bebidas y dulces cítricos: si bien los cítricos tienen muchas propiedades para estimular el sistema inmunológico, en exceso pueden dañar el esmalte de los dientes, haciéndolos susceptibles a futuras caries. Además, el azúcar en los dulces agrios provoca la acumulación de bacterias, y la acidez adicional en los dulces agrios puede desgastar el esmalte (capa externa) de los dientes.

  • Alimentos pegajosos y caramelos duros: Los alimentos pegajosos pueden dañar los dientes, incluso si son refrigerios saludables, como las frutas secas, porque tienden a permanecer en los dientes por más tiempo que otros tipos de alimentos. Del mismo modo, los caramelos duros representan un riesgo incluso si no contienen azúcar, ya que masticar cosas duras puede causar emergencias dentales debido a dientes agrietados, astillados o dañados.

  • Hielo: masticar hielo es muy dañino para los dientes, ya que la dureza puede desgastar el esmalte rápidamente y dejar los dientes susceptibles a otros daños, como grietas o astillas.

  • Bebidas azucaradas: Las gaseosas y otras bebidas dulces como los jugos de frutas pueden crear ácido que puede corroer el esmalte dental.

  • Patatas fritas y otros carbohidratos: la saliva convierte los almidones de los carbohidratos en azúcar, lo que es una mala noticia para los dientes. El almidón de las papas fritas combinado con su textura crujiente ayuda a que las bacterias se aniden en las grietas de los dientes.⁶

Por otro lado, también hay alimentos saludables que pueden ayudar a fortalecer los dientes y protegerlos de las bacterias que causan las caries.

Busque un poco de queso para obtener una buena dosis de calcio para la formación de huesos, además de masticar queso produce saliva, lo que ayuda a eliminar las bacterias, o elija alimentos ricos en fibra como la espinaca o el brócoli, que también produce saliva. Además, la textura de estos alimentos puede ayudar a eliminar físicamente la placa de los dientes al masticar.⁷

3. Mantén tu silbato húmedo

Uno de tus mejores amigos para combatir las caries es tu propia saliva.

La saliva cubre los dientes y funciona como un escudo contra las bacterias. También ayuda a eliminar las partículas de alimentos y neutraliza los ácidos nocivos. Es importante que estés produciendo suficiente para experimentar estos beneficios.

Desde tomar ciertos medicamentos hasta beber alcohol o someterse a un tratamiento contra el cáncer, muchas cosas pueden ser las culpables de la boca seca. Y cuando su boca está seca, podría tener un mayor riesgo de acumulación de placa.

Para mantener niveles saludables de saliva, asegúrese de mantenerse hidratado bebiendo mucha agua durante el día. Hable con su médico si sus medicamentos están causando sequedad en la boca y vea si hay opciones alternativas o un enjuague bucal que pueda ayudarlo a producir más saliva.

Visite a su dentista

El mejor método para prevenir infecciones es hacerse un chequeo regular con su dentista. Ver a un dentista dos veces al año es una buena regla general. Programa más citas al año si fumas, estás embarazada, tienes un sistema inmunitario débil o antecedentes de caries.

El seguro dental puede ayudarlo a usted y a su familia a mantenerse al tanto de su salud bucal. Desde limpiezas anuales gratuitas hasta cobertura para empastes, la salud dental es una forma inteligente de proteger su sonrisa (y su billetera). Si una caries es algo que puede necesitar tratamiento y no tiene cobertura actual, puede ser el momento de encontrar un mejor plan de seguro dental.

Se proporcionan enlaces a sitios externos para su comodidad en la localización de información y servicios relacionados. USA Dentistas, sus subsidiarias, agentes y empleados renuncian expresamente a cualquier responsabilidad y no mantienen, controlan, recomiendan ni respaldan sitios, organizaciones, productos o servicios de terceros y no hacen ninguna representación en cuanto a la integridad, idoneidad o calidad de los mismos.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *